Una boda con savoir faire | Todoboda.com
×
¿Qué estás buscando?
< Volver al blog

Una boda con savoir faire

Una boda con savoir faire
El Antiguo Convento de Boadilla del Monte ofrece espacios exclusivos y con solera

La  exquisita gastronomía y la personalización de cada evento, son las señas de identidad de El Antiguo Convento de Boadilla del Monte, situado a tan solo 15 kilómetros de la Plaza de España, protegido por un bosque de encinas, justo frente al palacio del siglo XVII del Infante D. Luis de Borbón. Una ubicación inmejorable para una boda de película.  

Sus dependencias atesoran historia, toda vez que se trata de un antiguo convento de la Orden de Carmelitas Descalzas fundado en 1674, y ha sido restaurado completamente para su uso como hotel. De manera que cada espacio refleja y representa con fidelidad la arquitectura conventual del siglo XVII.

La elegancia y la discreción se denotan en cada estancia, cada detalle, cada plato… Así, el coctel de boda puede tener un sabor diferente, si se degusta en el claustro de 1674, en un precioso jardín rodeado de lavanda y custodiado por las cigüeñas. Magia de antaño para una celebración de hoy perfecta.  

Dispone de numerosos salones y patios con capacidad hasta para 1.000 invitados. Una boda para recordar en espacios como el pabellón con vistas a jardines, las bodegas del siglo XVII (con capacidad hasta 280 personas), su refectorio, la antigua sacristía, entre otros.

 Su hotel no sólo ofrece una estancia exclusiva, sino que brinda a los huéspedes toda una experiencia llena de sensaciones y emociones, a partir de un viaje en el tiempo. ¿Os imagináis dormir en espacios antiguos, con la comodidad y el confort de los tiempos actuales. No queda más que disfrutar de la personalidad propia de cada una de las estancias y de todos los detalles de la época como las camas con dosel, las vigas de madera…  y la posibilidad de cobijaros con telas de tejidos sublimes.

La gastronomía es otro de los deleites de El Antiguo Convento de Boadilla del Monte, gracias a la experiencia y creatividad de la división de catering, encargado además de deleitar con sus sabores a los espacios más in y sofisticados de la capital madrileña: el Mirador del Museo Thyssen-Bornemisza, la azotea del Círculo de Bellas Artes, el restaurante Espacio 33. Placer para todos los sentidos.

Belleza, singularidad, historia y arquitectura, van de la mano con una gastronomía que sabe conquistar. Todo a medida de vuestros deseos para el día más especial.

Descubre su propuesta en sus tres sedes: Paseo del Prado, Calle Alcalá y Boadilla del Monte. 

Última actualización: el 07/02/2013 a las 00:00

Quizás te puede interesar: