Iniciar sesión


Un picnic vintage parisino

Jueves, 21 Noviembre 2013
Valora este artículo
(0 votos)
Inspiración para pedidas de mano, aniversarios, sorpresas románticas o prebodas

París es por excelencia la ciudad del amor, su luz tanto de noche como de día es especial, y el aire que se respira hace sonreir y soñar despierto. Quizás por eso muchas han sido las parejas que se han prometido con sobre o bajo la Torre Eiffel, navegando las aguas del Sena, en un café de una calle tradicional parisina o paseando por los Campos Elíseos, por ejemplo.

Es cierto que pero para soprender a tu pareja o crear un momento único, las vistas y el entorno ayudan mucho a lograr ese halo romántico pero no debemos olvidar que la música, la intimidad y la intención pueden hacer magia. Así, si no puedes escaparte a Francia nosotros te traemos la inspiración y algunas ideas con esta bella sesión de La Maleta Vintage.

 

- Busca un rincón bonito

Puede ser el campo, un parque cerca de casa, un bosque a unos minutos en coche, vuestro jardín o terraza o incluso una habitación de casa, ahora que el frío acecha. 

 

- La decoración y el ambiente

Busca música francesa romántica y elementos que transporten a aquella época y ciudad: una figura de la Torre Eiffel, una boina parisina, un cuadro o póster, libros franceses, flores... todo aquello que ayude a lograr un ambiente parisino. El toque vintage lo pondrá una maleta vieja, una alfombra tradicional o manta para el suelo, joyeros, cajitas y vajilla antigua. No te olvides de las velas si es de noche y de apostar por las rayas en tu outfit, muy parisinas también.

 

- El picnic

No se trata de cenar o preparar una deliciosa comida, en un picnic basta un aperitivo o un tentempie. En este caso, apostaremos por unos postres ya que lo que buscamos es endulzar el momento aún más. Macarons y algún postre más con fresas acompañado de una infusión para la tarde o champagne para animar la noche.

 

- La cita

Buscar sorprender simpre. Cuando ya lo tengas todo listo y hayas cuidado cada detalle, cíta a tu pareja allí de imprevisto o llévala con los ojos vendados. Y aprovecha su emoción y el momento tan especial que has creado para recordarle lo que significa para tí, pídele que se case contigo, entrégale su regalo de cumpleaños, saca tu guitarra o comienza a leerle esos versos que le has preparado. Sea lo que sea lo que tengas preparado para ese picnic seguro que será memorable.

Y si tienes la suerte de que todo esto ocurra en París, entonces la ciudad pondrá el resto de la magia. Eso sí, si te lo puedes permitir contrata un fotógrafo que capte cada detalle y cada emoción. Merecerá la pena.

Fotos: La Maleta Vintage

Visto 516 veces