“Mimo el vestido de novia como un hada madrina” | Todoboda.com
×
¿Qué estás buscando?
< Volver al blog

“Mimo el vestido de novia como un hada madrina”

“Mimo el vestido de novia como un hada madrina”
Marisa de la Fuente

Cercana, amable y empática. Tres cualidades que distinguen a la diseñadora madrileña, Marisa de la Fuente en su relación con las novias, desde el momento en que inicia el proceso creativo del vestido más importante de sus vidas. Más de 10 años de trayectoria avalan sus diseños exclusivos y personalizados a medida.




Aires de romance y delicadeza en modelos que reflejan el gusto y el estilo de cada novia, más allá de las tendencias. “Cuando diseño un vestido me inspiro en la mujer que tengo al frente, en su cuerpo, su rostro y en todo lo que ella me cuenta sobre sus gustos. El vestido tiene que ser el reflejo de ellas mismas, y eso se le notará el día de la boda en la forma de moverse, de estar y en sus expresiones…Para las colecciones me motivan las telas y lo que ellas me digan”, expresa Marisa de la Fuente, desde su atelier en Madrid.



Desde la primera cita, la diseñadora inicia un trabajo exhaustivo con cada una de las novias para de esta manera realizar los bocetos en conjunto. Ciertamente, los tejidos son las principales fuentes inspiradoras a la hora de confeccionar el traje. El raso y la muselina, así como la seda, los tules de fantasía y el chantilly, destacan entre los preferidos por Marisa.

“En definitiva trabajo con los tejidos que ellas me piden y necesiten. Muchas veces vienen y no saben muy bien lo que quieren, entonces me baso en ellas, en el sitio de la celebración, la época del año y de ciertas tendencias. Las escucho detenidamente. Y otras ya vienen con más nociones y les gusta, por ejemplo, la manga de un modelo, la falda de otro… y les confecciono una prenda exclusivamente para ella. Eso es lo que más valoran de mí, la atención personal, comenta la diseñadora.



El vestido más mimado

En cuanto a la paleta de colores le encanta el blanco roto. Y de las tendencias de este año, Marisa rescata las faldas con mucho volumen abajo, elaboradas con una base de shantung, rosetones bordados en tul o en muselina, además de las faldas de tul con bordados en tul. No obstante, para ella las tendencias las traen las propias novias a su atelier.




Los completos son importantes, pues le aportan un toque al look nupcial. Tocados, casquetes, con medio velo por delante y los adornos de metal cuando las novias tienen un cabello más largo, destacan entre los favoritos de la diseñadora.

Un vestido made by Marisa de la Fuente es mimado hasta el último detalle. “Lo trato como si fuese un bebe, que empieza a gestarse y durante el proceso de confección se le va animando hasta que se termina poniendo todo el amor que necesita, por eso me siento como un hada madrina”.



Con gran satisfacción, cuenta como ha logrado estrechar lazos especiales con cada una de sus novias, a partir de la confección del vestido, todo a base de cariño y de hacerlas sentir más que cómodas. “Es mucho más importante cuidarlas, que se sientan a gusto con el vestido y que les llegue todo el cariño que les puedo dar. Eso para mí es más importante que ir con un traje fashion y de última tendencia. Creamos una relación muy especial, incluso me envían las fotos de sus bebés…”, confiesa la diseñadora.

Más información en: http://www.todoboda.com/boda/atelier-de-marisa-de-la-fuente.html
Última actualización: el 07/10/2011 a las 15:02

Quizás te puede interesar: