Los príncipes Guillermo y Catherine ya son marido y mujer | Todoboda.com
×
¿Qué estás buscando?
< Volver al blog

Los príncipes Guillermo y Catherine ya son marido y mujer

Los príncipes Guillermo y Catherine ya son marido y mujer
Todo lo que debes saber sobre la boda real

El futuro de la monarquía inglesa continúa hoy con una tradición milenaria: el matrimonio de Guillermo de Inglaterra con Catherine Middleton. Como hace 30 años, cuando el príncipe Carlos y lady Diana se casaron, Londres se ha vestido de boda, el país es una fiesta. El príncipe Guillermo irrumpe a las 10:15 (hora local) por la Gran Puerta Oeste en la abadía de Westminster, escenario de la celebración religiosa, junto al príncipe Harry, su padrino de boda, que trata de mitigar la angustiosa espera de su hermano: la llegada de la novia.

Los minutos se hacen eternos, pero el ceremonial nupcial sigue su curso y Westminster se llena con un continuo goteo de invitados al enlace. Una fanfarria anuncia con la Marcha de Los pájaros de Charles Hubert Hastings Parry la entrada de la invitada más importante, la reina, abuela del novio. El deán de Westminster conduce al son del Prelude on Roshymedre, de Ralph Vaughan Williams, a la comitiva real, integrada por el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles y por la reina Isabel y el duque de Edimburgo, al interior de la abadía. Y, por fin la novia aparece en Westminster a la hora prevista y sin defraudar a sus seguidores.



El vestido de Catherine Middleton era uno de los secretos mejor guardados de la boda real. Aunque en los últimos meses no han dejado de surgir rumores sobre quién sería la firma encargada de diseñar el vestido de Catherine, al final la elegida ha sido Sarah Burton para Alexander McQueen.

El vestido

La novia se ha decantado por un diseño de color marfil y blanco satinado con escote corazón sobre el que lleva un cuerpo de encaje francés de manga larga que ha sido realizado a mano por la Real Escuela de Costura. La falda, con mucho volumen y una cola de tres metros de largo, también lleva apliques de encaje y algunas flores de seda color marfil.



El corpiño de satén, estrecho en la cintura y acolchado en las caderas, se basa en la tradición victoriana de corsetería y es un detalle que caracteriza a los diseños de Alexander McQueen. La parte trasera tiene un acabado en gazar y botones forrados de organza sujetada por lazos. La enagua es de tul de seda con adornos de encaje de Cluny.

El velo y las joyas

El velo está hecho de capas de tul suave, de seda color marfil con un recorte de flores bordadas a mano por la Real Escuela de Costura. Respecto al peinado, como ya sabíamos, también ha querido romper con la tradición y llevar el pelo suelto, algo que ha sorprendido a muchos pero que ha sido decisión personal de Catherine.

La tiara también era uno de los detalles más importantes del esperado enlace. Así, se ha decantado por la joya que el duque de York, que más tarde recibió el título del rey Jorge VI, regaló en 1936 a su esposa, la Reina Madre. A su vez, la actual Reina de Inglaterra recibió la tiara como regalo de su madre con motivo de su 18º cumpleaños. Catherine luce además pendientes de diamantes en forma de pera que la firma Robinson Pelham ha diseñado inspirándose en el escudo de armas de la familia Middleton, que incluye bellotas y hojas de roble. Los pendientes han sido un regalo personal que los padres de la novia le han regalado en este día tan especial.

El ramo de flores

Diseñado por Shane Connolly, está inspirado en las flores favoritas de la Familia Real británica y la familia Middleton y que tienen un significado especial para los novios reales. Así, incluye lirios (símbolo de la vuelta a la felicidad), jacinto (constancia del amor), hiedra (fidelidad y amistad) y mirto (emblema del matrimonio). La tradición de incluir flores de mirto en el ramo nupcial se remonta al año 1845 cuando la reina Victoria plantó uno en los jardines de Osborne House, en la Isla de Wight.

Kate ha entrado a Westminster del brazo de su padre, Michael Middleton, y ha recorrido los últimos metros hacia su nueva vida sonriente y con la mirada fija en el altar, donde la esperaba su apuesto príncipe, con el uniforme de coronel de la Guardia Irlandesa y la insigna de la estrella de ocho puntas de la Ilustrísima Orden de San Patricio, entre otras. Su dama de honor, Pippa Middleton, ha estado pendiente en todo momento de que el vestido de su hermana luciera en todo su esplendor.

Última actualización: el 29/04/2011 a las 13:13

Quizás te puede interesar: