Iniciar sesión


Lecturas en una boda

Lecturas para una boda Lecturas para una boda @love_letter_wedding
Sábado, 14 Abril 2018
Valora este artículo
(0 votos)

Es uno de los aspectos de la organización de una boda que los novios más suelen dejar para el final. Hablamos de las lecturas en una boda, una tradición que siempre se pone en práctica tanto si se trata de una ceremonia religiosa como de una civil. Las lecturas siempre dotan de cierta personalidad a la ceremonia y con ellas, haréis partícipes a vuestros invitados. Realmente es algo complicado, por eso, es normal que estéis un poco perdidos en este sentido. Si es así, hoy venimos a daros algunos consejos y aclarar algunas dudas que os pueden surgir al respecto.

Como probablemente podías imaginarte, según el tipo de ceremonia (civil o religiosa) hay ciertas lecturas que son más adecuadas para uno u otro. Te explicamos las diferencias. 

Las lecturas en una boda religiosa

 En este tipo de ceremonias, las lecturas suelen clasificarse en tres: la primera lectura, el salmo, la segunda lectura, y por último, el evangelio. Aunque esa es principalmente la estructura, el propio sacerdote os dejará escoger que texto queréis leer. 

¿Quién suele leer los textos en una ceremonia religiosa? Generalmente, es un miembro de la familia o alguien muy cercano a ella el que suele hacerlo. Aunque también podéis hacerlo vosotros mismos, de esta manera será más emotivo.

lecturas para una boda

La primera lectura

Cerca del comienzo de la ceremonia, inmediatamente después de la ceremonia de introducción y la "Memoria del bautismo" tiene lugar lo que se conoce como la primera lectura. Se elige de entre los textos del Antiguo Testamento y vuestro sacerdote os guiará en la elección de la misma. Generalmente, suelen tratar sobre el significado del amor y del matrimonio.

Ejemplo de primera lectura en una ceremonia religiosa

  • Lectura de la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios

Hermanos: Ambicionad los carismas mejores. Y aún os voy a mostrar un camino mejor. Ya podría yo hablar las lenguas de los hombres y de los ángeles; si no tengo amor, no soy más que un metal que resuena o unos palillos que aturden. Ya podría tener el don de predicación y conocer todos los secretos y todo el saber; podría tener una fe como para mover montañas; si no tengo amor, no soy nada. Podría repartir en limosnas todo lo que tengo y aun dejarme quemar vivo; si no tengo amor, de nada me sirve. El amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia; el amor no presume ni se engríe; no es mal educado ni egoísta; no se irrita, no lleva cuentas del mal; no se alegra de la injusticia, sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, crece sin límites, espera sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca.

 El salmo

Se trata de un texto generalmente escrito con la finalidad de alabar una divinidad. Los salmos tradicionales de la religión católica están recopilados en el Antigüo Testamento. 

Ejemplo de un salmo en una ceremonia religiosa

  • Salmo Responsorial 145, 8-9. 10 Y 15. 17-186

¡El Señor es bueno con todos!

El Señor es clemente y misericordioso, lento a la cólera y rico en piedad; el Señor es bueno con todos, es cariñoso con todas las criaturas.

¡El Señor es bueno con todos!

Que todas las criaturas te den gracias, Señor, que te bendigan tus fieles. Los ojos de todos están aguardando, tú les das la comida a su tiempo.

¡El Señor es bueno con todos!

El Señor es justo en todos sus caminos, es bondadoso en todas sus acciones: cerca está el Señor de los que lo invocan, de los que lo invocan sinceramente.

¡El Señor es bueno con todos!

La segunda lectura

Generalmente, este tipo de textos en las ceremonias religiosas suelen ser cartas apostólicas.

Ejemplo de la segunda lectura en la ceremonia religiosa

  • Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Romanos

Debemos no buscar nuestro propio agrado. Que cada uno de nosotros trate de ganar a su prójimo para el bien, buscando su edificación; pues tampoco Cristo buscó su propio agrado.

Y el Dios de la paciencia y del consuelo os conceda tener los unos para con los otros los mismos sentimientos, según Cristo Jesús, para que unánimes, a una voz, glorifiquéis al Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo.

Por tanto, acogeos mutuamente como os acogió Cristo para gloria de Dios.

El Dios de la esperanza os colme de todo gozo y paz en vuestra fe, hasta rebosar de esperanza por la fuerza del Espíritu Santo.

Palabra de Dios.

El evangelio

El encargado de leerlo es siempre el sacerdote, que os dejará escoger el que más os guste.

Ejemplo de un evangelio en la ceremonia religiosa

  • Evangelio 8. Juan 15, 9-12.

En aquel tiempo, dijo Jesús a sus discípulos:

-"Como el Padre me ha amado, así os he amado yo; permaneced en mi amor.

Si guardáis mis mandamientos, permaneceréis en mi amor; lo mismo que yo he guardado los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.

Os he hablado de esto para que mi alegría esté en vosotros, y vuestra alegría llegue a su plenitud.

Éste es mi mandamiento: que os améis unos a otros como yo os he amado."

Palabra del Señor.

Las lecturas en una ceremonia civil

 El concejal que oficiará la boda os leerá el Código Civil y tras ello, dará paso a las lecturas, que harán vuestros amigos o familiares. Hay quien opta por leer un fragmento de un libro bonito, una canción o una película, aunque también puede tratarse de un texto personal, una opción mucho más emotiva pero a la persona que se lo pidáis puede darle un poco de apuro, por lo que la mejor opción en ese caso es optar por una de las opciones anteriores.

lecturas en una boda

 Los votos

 Es probablemente uno de los momentos más emotivos de la ceremonia. Por eso, es muy importante dedicarle tiempo a pensar qué es lo que realmente quieres decir, y no hacerlo a la ligera. Aquí van algunos consejos para hacerlo lo mejor posible.

  • Emplea un lenguaje sencillo, olvídate de las palabras demasiado formales. Lo ideal es que expreses tus sentimientos con tus propias palabras. De esta manera, resultarás mucho más cercano.
  • Anótalos: si te pone nervioso hablar en público, una buena idea es llevar tus votos anotados en un papel.
  • No le dediques más de un par de minutos a leer tus votos
  • Habla de algún momento especial entre vosotros
  • No temas ser demasiado sentimental
Visto 479 veces Modificado por última vez en Martes, 01 Mayo 2018 08:53