Iniciar sesión


Cuando el oficiante de tu boda es tu amigo...

Miércoles, 02 Julio 2014
Valora este artículo
(0 votos)
Una maravillosa y emotiva opción para las ceremonias civiles

Una de las principales ventajas de las bodas civiles es la máxima personalización de la ceremonia, no sólo en cuanto a arreglos florales y decoración, sino también de las lecturas y de los ritos de unidad. Así, en una enlace civil podéis celebrar ceremonias simbólicas más tradicionales como la de la luz y la de la arena, más originales como la de la rosa y la de la cuerda o más alocadas como la del vino o la del cóctel.

Cristina Mulet Fotografía

Pero si además vuestra boda "oficial" será unos dias antes o después en el juzgado, ayuntamiento o registro, y en el espacio donde se desarrollará el banquete o en el lugar especial escogido para la ceremonia celebraréis una boda "ficticia" sin caracter legal, entonces las posibilidades de personalizar vuestro enlace y hacerlo aún más emotivo se multiplican.

Victor Lax Wedding

Y es que si contáis con algún amigo con dotes comunicadoras o algún familiar que lleve un "showman" frutrado en su interior vuestra boda puede ser aún más personal. Nadie os conoce mejor que las personas que comparten con vosotros vuestro día a día o aquellos que tienen anécdotas acumuladas a lo largo de vuestra vida juntos. Nadie se emocionará más hablando de vuestro amor que vuestros amigos o familiares. Nadie lo hará con más cariño y su texto será sentido, personalizado y especial, sin que suene a artículos o leyes. Además, para muchas personas eso sería un gran regalo y para vosotros un maravilloso recuerdo.

Philmographia

Sin embargo, recordad que vuestra ceremonia es el momento más importante y clave de todo el día. Por lo tanto, oficiar una boda es una responsabilidad enorme y la persona elegida debe estar preparada para ello, tener recursos y ser un gran orador (ya os dimos algunos consejos para la lectura de un discurso de boda). Así que, a pesar de las ventajas que tiene que vuestro amigo sea vuestro oficiante, si no estás seguros o la otra persona no acepta el desafío, mejor confiar siempre en un profesional maestro de ceremonias.

Visto 588 veces