Iniciar sesión


Textos para la segunda lectura de una boda religiosa

Martes, 16 Julio 2013
Valora este artículo
(0 votos)
Seis propuestas para una celebración sagrada

“El amor es sufrido y bondadoso. El amor no es celoso, no se vanagloria, no se hincha. No se porta indecentemente, no busca sus propios intereses, no se siente provocado. No lleva cuenta del daño.  No se regocija por la injusticia, sino que se regocija con la verdad. Todas las cosas las soporta, todas las cree, todas las espera, todas las aguanta.”

Como una costumbre antigua, que se he mantenido a lo largo del tiempo, en las ceremonias religiosas se suelen leer versículos de la biblia, textos bíblicos sagrados que son parte del Evangelio, durante el transcurso de la misa. Lo leen los familiares, amigos de la pareja de novios, u otros seres queridos.  

 
Studio 3 Fotógrafos
 

Se trata de lecturas y oraciones, que remiten a pasajes de la biblia. Para los católicos y creyentes suelen ser uno de los momentos más importantes, reflexivos y emotivos, a la hora de celebrar una boda, que según los gustos de los novios puede llevarse a cabo con o sin misa. Un acto de fe y bendición para las parejas creyentes.

Consta de la primera y segunda lectura, el Salmo y el Evangelio, así como las peticiones y ofrendas. Sin dejar de incluir las lecturas espontáneas, poemas o palabras especiales en honor a los novios. A fin de que el sacerdote pueda preparar la homilía, las parejas deben avisarle con tiempo de anticipación cuáles son las lecturas escogidas para la ceremonia.

 
Producciones 23
 
Hoy nos detenemos en la Segunda Lectura y para ello hemos seleccionado seis de ellas, a partir de la relevancia de su contenido:  
 
Humildes y amables
 
Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Efesios. Efesios 4, 1-6  
Yo, el prisionero por Cristo, os ruego que andéis como pide la vocación a la que habéis sido convocados. 
Sed siempre humildes, amables, sed compresivos, sobrellevaos mutuamente con amor;
esforzaos en mantener la unidad del Espíritu con el vínculo de la paz. 
Un solo cuerpo y un solo Espíritu, como una es la esperanza a que habéis sido llamados.
Un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo. Un Dios y padre de todo, que lo trasciende todo, y lo penetra todo y lo invade todo.
Bendito sea por los siglos de los siglos, Amén. 
Palabra de Dios 
 
Joan Frank
 
Amemos de verdad y con obras
 
Lectura de la primera carta del apóstol San Juan. Juan 3, 18-24. 
Hijos míos, no amemos de palabra ni de boca, sino con obras y según la verdad. 
En esto conoceremos que somos de la verdad, y tranquilizaremos nuestra conciencia ante Él,
en caso de que nos condene nuestra conciencia, pues Dios es mayor que nuestra conciencia y conoce todo. 
Queridos, si la conciencia no nos condena, tenemos plena confianza ante Dios, y cuanto pidamos lo recibimos de él,
porque guardamos sus mandamientos y hacemos lo que le agrada. 
Y este es su mandamiento: que creamos en el nombre de su Hijo, Jesucristo, y que nos amemos unos a otros tal como nos lo mandó. 
Quien guarda sus mandamientos permanece en Dios y Dios en él; en esto conocemos que permanece en nosotros: por el Espíritu que nos dio.
Palabra de Dios 
 
Sin olvidar la hospitalidad
 
Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los Hebreos. Heb. 13, 1- 4ª. 5-6B
Conservad el amor fraterno y no olvidéis la hospitalidad: por ella algunos recibieron sin saberlo la visita de unos ángeles.
Acordaos de los que están presos como si estuvierais presos con ellos; de los que son maltratados como si estuvierais en su carne.
Que todos respeten el matrimonio.
Vivid sin ansia de dinero, contentándoos con lo que tengáis, pues él mismo dijo: "Nunca te dejaré ni te abandonaré";
"El Señor es mi auxilio: nada temo; ¿qué podrá hacerme el hombre?"
Palabra de Dios.
 
Colors Foto Estudi 
Estad alegres 
 
Lectura de la carta del apóstol San Pablo a los filipenses. Filipenses 4, 4-9 
Estad siempre alegres en el Señor; os lo repito, estad alegres. 
Que vuestra mesura sea conocida de todos los hombres. El Señor está cerca. 
No os inquietéis por cosa alguna; antes bien, en toda ocasión, presentad a Dios vuestras peticiones, mediante la oración y la súplica,
acompañadas de la acción de gracias. 
Y la paz de Dios, que supera todo conocimiento, custodiará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús. 
Por lo demás, hermanos, todo cuanto hay de verdadero, de noble, de justo, de puro, de amable, de honorable,
todo cuanto sea virtud y cosa digna de elogio, todo eso tenedlo en cuenta. 
Todo cuanto habéis aprendido y recibido y oído y visto en mí, ponedlo por obra y el Dios de la paz estará con vosotros.
Palabra de Dios. 
 
Manu Ruiz Fotografía
 
El vínculo de la perfección 
 
Lectura del apóstol San Pablo a los colosenses. Col. 3, 12-17
 
Soportándoos unos a otros y perdonándoos mutuamente, si alguno tiene queja contra otro.
Como el Señor os perdonó, perdonaos también vosotros. 
Y por encima de todo esto, revestíos del amor, que es el vínculo de la perfección. 
Y que la paz de Cristo presida vuestros corazones, pues a ella habéis sido llamados formando un solo Cuerpo. Y sed agradecidos. 
La palabra de Cristo habite en vosotros con toda su riqueza; instruíos y amonestaos con toda sabiduría, cantad agradecidos, himnos y cánticos inspirados,
y todo cuanto hagáis, de palabra y de boca, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por su medio a Dios Padre. 
Palabra de Dios. 
 
Dichosos los invitados al banquete 
 
Lectura del libro del Apocalipsis. Ap. 19, 1. 5-9a.  
Yo, Juan, oí en el cielo algo que recordaba el vocerío de una gran muchedumbre; cantaban:
"Aleluya. La salvación y la gloria y el poder son de nuestro Dios."
Y salió una voz del trono que decía:
"Alabad al Señor, sus siervos todos, los que le teméis, pequeños y grandes."
Y oí algo que recordaba el rumor de una muchedumbre inmensa, el estruendo del océano y el fragor de fuertes truenos.
Y decían: "Aleluya. Porque reina el Señor, nuestro Dios, dueño de todo, alegrémonos y gocemos y démosle gracias.
Llegó la boda del Cordero, su esposa se ha embellecido,
y se le ha concedido vestirse de lino deslumbrante de blancura
-el lino son las buenas acciones de los santos-."
Luego me dice:
-"Escribe: "Dichosos los invitados al banquete de bodas del Cordero."
Palabra de Dios.
 
Visto 1162 veces