Iniciar sesión


El protocolo en un banquete para recordar

Lunes, 03 Junio 2013
Valora este artículo
(0 votos)
Ideas para que cada detalle conquiste a los invitados

Los expertos en la organización de eventos especiales, siempre nos recuerdan la importancia del protocolo. En las bodas se siguen manteniendo ciertas reglas, a pesar de que hoy día parece que todo está permitido… Y es que los gustos y necesidades se han ido adaptando a los nuevos tiempos.

El banquete de boda es uno de los momentos de mayor disfrute especialmente para  los invitados, por eso cada plato del menú debe estar exquisito, la atención de primera, así como la decoración y determinados aspectos protocolares que no pueden fallar. Aquí repasamos algunos, para que tomes nota:  

Mas Visual

Los invitados son los primeros en llegar al lugar del banquete y serán agasajados con la copa de bienvenida, seguido de aperitivos que forman parte del cóctel, especialmente en las bodas tradicionales. Por lo general, mientras esperan a los novios, ellos permanecen de pie. Una melodía en directo o bien animada, permite entusiasmar a todos. 

La organización de las mesas o el seating plan  debe estar visible a los invitados, con una decoración atractiva, preferiblemente acorde al estilo de boda, para que sepan de qué manera se van a sentar. Lo ideal es que las mesas se organicen con el número de comensales pares y alternando, en la medida de lo posible, hombre y mujer. Procura que la familias queden juntas, así como los amigos y conocidos. O por afinidad o intereses en comúmes para el resto. Todos deben sentirse a gusto.   

Los primeros en entrar al salón del banquete serán los invitados, seguidos de los padres y padrinos… La entrada triunfal de los novios se debe realizar cuando ya todos estén ubicados en sus respectivas mesas, en señal de recibimiento. En muchos casos, este es el momento ideal para que los padres pronuncien unas palabras a los recién casados.   

Lo más recomendable es que los invitados puedan conversar y compartir cómodamente durante el banquete, de manera que la música para ambientar el espacio no debe ser estridente; les debe permitir escucharse unos a otros tranquilamente.     

Los manjares gastronómicos que deleitarán a todos deben estar especificados en sus respectivos menús impresos en cada mesa. En la minuta de cada uno también quedarán reflejados los postres, vinos o las bebidas que serán servidas. Si son bonitas, en términos de diseño, seguro formará parte de un buen recuerdo de boda para ellos.  

Fotostudi

Sin duda, será un banquete inolvidable en sabores y en momentos especiales.  

Visto 328 veces