Iniciar sesión


Cinco consejos para hacer el discurso de agradecimiento

Lunes, 28 Octubre 2013
Valora este artículo
(0 votos)
Deja que las emociones fluyan para que los invitados se sientan homenajeados

En un día de tantas emociones debemos estar preparados a la hora de dar el discurso y agradecer a los invitados por su presencia. Así que toma nota de estos consejos para que cada palabra fluya y llegue al corazón de todos. 

Manuel Velasco

Un gesto… Palabras que rinden un pequeño homenaje a los invitados por su presencia en la boda. De ahí la importancia del discurso de agradecimiento de parte de los propios novios.  Aunque en algunos casos, es el padre del novio o la novia quien realiza esta labor, muchas parejas prefieren hacerlo directamente de manera personalizada.

Desyrée Rayego

Para ello, y entre tantos preparativos de la boda, es importante pensar en el tipo de discurso que quieras expresar. Lo más recomendable es escribirlo y ensayar su lectura previamente para que salga perfecto. A continuación te ofrecemos algunos consejos que pueden servir de utilidad:

  • Decide si el discurso lo expresarás tú o tu pareja o si se comparten los roles turnándose. Puede quedar mucho más divertido y ameno si ambos se distribuyen las diferentes partes del mensaje de agradecimiento.

Gran Angular Producciones

  • Elige el momento para expresar el discurso. Preferiblemente se hace una vez finalizada la comida o la cena del banquete y antes del postre, considerados como buen preámbulo para llamar la atención de todos.

  • El discurso debe ser sencillo, preciso y evitar que sea largo. Lo ideal es hacerlo corto, ameno y emotivo para agradecer la presencia y brindar por la alegría de compartir un día tan especial.

Byn Fotógrafos

  • Escríbelo en casa y ensáyalo previamente para que cada palabra o frase salga con soltura y naturalidad. Haz las pausa y la entonación respectiva y necesaria.  Muy importante es que aunque lo leas, mires con frecuencia a los invitados para que propicies más cercanía.

  • Las palabras cargadas de emoción, algún chiste que atrape la atención al empezar, una anécdota de la pareja con alguno de los invitados, una frase de un libro, de un cuento o de una película… pueden ser válidas para incluirlo como parte del discurso. Las lágrimas, las risas, la conmoción y el relax están permitidos.

Ivi Franco Photo

¡Qué vivan los novios y sus invitados!

Visto 601 veces