Iniciar sesión


¡Madre, me caso!

Martes, 15 Enero 2013
Valora este artículo
(0 votos)
El papel de una de las mujeres más importantes en la vida y en la boda

Sin duda, la madre es una de las mujeres más importante de nuestras vidas,  la mujer que siempre está allí y la que nos ama y acepta con todos nuestros defectos y virtudes. Su amor es incondicional…

Y tanto en los preparativos de la boda como en el propio día, su rol también es muy especial. En el momento en que decidimos pasar por al altar, es la primera persona que nos suele dar consejos, nos apoya en las decisiones respetando por lo general nuestros gustos y visiones,  y la que nos acompañará en todo el proceso de organización del gran día. 

 AbAbeli

Cinco momentos son cruciales en lo que se refiere al rol de madre.  Por eso hoy lo compartimos y ponemos sobre el escenario para que también todas os podáis ofrecer más ideas, comentarios o propuestas.

Tiene el  instinto; es la persona que mejor nos conoce. La madre es una compañera infaltable a la hora de escoger el vestido de novia y el momento en que nos estamos vistiendo para expresar el "sí quiero". No importa cuántas tiendas de novia o talleres de alta costura visitemos, ella siempre estará allí para acompañarnos y ofrecernos su opinión sin ningún tipo de tapujos; desde el corazón y con la verdad por delante siempre.  

  By Fotógrafos   

 Le encantará estar en la prueba del menú de boda con vosotros. Aunque la pareja es quien toma la decisión, la madre -y también el padre-  suelen ser excelentes consejeros y acompañantes a la hora de probar el menú que deleitará a los invitados durante el banquete. Su experiencia y sabiduría serán de gran ayuda, aunque ciertamente la elección final es vuestra.

Una excelente anfitriona. La madre suele ser de gran ayuda para resolver uno de los temas que puede generar dolores de cabeza: la organización de las mesas, especialmente aquellas destinadas a las familias, ya que ella seguramente es quien mejor la conoce. Y más… Junto al padre son los anfitriones ideales en el momento de dar la bienvenida a los invitados durante el gran día.

 Asunto Digital   

Una joya de generación en generación. Como un regalo valioso para una hija, la madre seguro le gustará que use una prenda suya como parte de su look nupcial. Bien sea unos pendientes antiguos,  el brazalete que tantos años ha permanecido como recuerdo en el armario, la tiara que usó en día de su boda, tendrán un gran significado especialmente en el momento en que la madre se lo entrega a la hija, como parte de los momentos previos a la boda.

Mujer  "todoterreno".  Más allá de ayudarte en la elección del vestido de novia,  la madre también estará presente para escoger el look de los niños del cortejo,  o de las damas de honor o en el momento de escoger las flores de la iglesia… Y si es hábil con las manos, no es de extrañar que quiera ayudarte con algún detalle para los invitados, o un aspecto de la decoración del sitio donde se llevará a cabo el banquete. Te ayudará con todo el gusto y el amor fraternal. 

Visto 92 veces