Iniciar sesión


Las arras de bodas

Lunes, 01 Julio 2013
Valora este artículo
(0 votos)
Trece monedas de oro o plata

La palabra procede del latín “arrhae”, su equivalente en lengua hebrea, arrab, significa prometer.

La antigua tradición se incorpora al rito católico en las ceremonias de las bodas religiosas como símbolo de los bienes terrenales que los novios van a compartir. Son trece monedas de oro o de plata que el sacerdote bendice y el novio entrega a la novia pronunciando un voto y esta se las vuelve a entregar con las mismas palabras.

Antiguamente era solo el novio quien las ofrecía, representando que le permitía a su esposa compartir sus riquezas. Tenía también la función de actuar como señal o compensación en caso de incumplimiento. En época medieval se refrendaba la entrega simbólica del patrimonio con un documento por escrito dónde se detallaban las propiedades entregadas y que se llama Carta de Arras

Las trece arras de boda

El número trece en este caso representa la buena suerte.

En este punto se contemplan distintas explicaciones: desde la representación de Jesús y sus Apóstoles, las riquezas de los doce meses del año más uno que se entrega a los pobres o el recuerdo de las monedas pagadas a Judas.

Se utilizan tanto en ceremonias religiosas como civiles.

Las llevan los “niños de arras”, los pajes de la novia o el padrino de boda.

El oro o la plata aumentan su valor con el tiempo, del mismo modo se representa cómo se refuerza el compromiso entre los contrayentes y se atrae la prosperidad.   

 

 

 

Yrissela Moya

Visto 132 veces