Iniciar sesión


Dudas sobre el permiso de vacaciones por la boda

Lunes, 19 Agosto 2013
Valora este artículo
(0 votos)
Aspectos importantes que hay que despejar antes de disfrutar la luna de miel

Tras la boda viene la tan esperada luna de miel. El momento de disfrutar los días de vacaciones en el trabajo para disfrutarlo en pareja. Aquí os contamos algunas dudas sobre el permiso vacacional por la boda.

Photospaña

Una vez celebrado el gran día, llega la anhelada luna de miel, los días de descanso, diversión y pasión en pareja. En este sentido, como parte de la vida laboral, la ley nos dice que a cada trabajador le corresponde, según el Estatuto de los Trabajadores, un mínimo de 15 días de vacaciones para el disfrute del viaje de novios.

Varicolor

Y como queremos tener todo bajo control para que esta etapa salga perfecta, hoy repasamos algunos aspectos que son importantes de conocer sobre el permiso de vacaciones por la boda:

  •  Los 15 días que dicta el Estatuto de los trabajadores son naturales, no hábiles, de manera que se cuentan a partir del mismo día de la boda. Se trata de un permiso retribuido que empieza el mismo día de la boda, bien sea laborable o no. 

  • Para aclarar dudas, los expertos siempre recomiendan que cada uno se lea detenidamente el convenio colectivo de la empresa donde trabaja, ya que en algunos casos puede tener algunas variaciones, pero nunca son menos días de los que dicta el Estatuto.

  • En muchos casos, el trabajador puede negociar con su empresa si desea comenzar a disfrutar el permiso de trabajo unos días antes de la boda, para dedicarse a los preparativos, toda vez que muchos convenios colectivos admiten el disfrute de los 15 días siempre y cuando sean consecutivos y estén dentro del enlace. En este sentido, es importante aclarar con la empresa si esos días que se solicitan previos a la boda, son parte de esos 15 días previstos por la ley, o se cuentan como días personales, o como vacaciones. 

  • Es fundamental informar las fechas previstas para la boda y para la luna de miel con antelación, al jefe directo o director de equipo correspondiente, o bien al departamento de Recursos Humanos de la empresa para planificar todo de manera adecuada y prever imprevistos... Además, con el fin de poder planificaros mejor en caso de que esteís en entrega de proyectos y otras laborales cruciales para la empresa.

  • En el caso de que los días posteriores a la boda coincidieran precisamente con vuestras vacaciones oficiales en el que está previsto que la empresa cierre, se perderían los 15 días, pues se contarán como los que inicialmente eran consideradas vuestras vacaciones.

BrunSantervás Fotografía

A la hora de planificar cada detalle para la boda, desde el principio hasta el final, lo mejor es consultar con los especialistas respectivos  todos aquellos aspectos que se tengan dudas. ¡Qué nada opaque ese gran día y la luna de miel!

 

Visto 349 veces