Tres estilos de bodas originales (I) | Todoboda.com
< Volver al blog

Tres estilos de bodas originales (I)

Tres estilos de bodas originales (I)
Sí! Quiero se convierte en las “hadas madrinas” de las parejas de novios

Celebrar una boda inolvidable es nuestro mayor sueño como novias...Organizarla es una labor que requiere de tiempo y dedicación. No en vano, la figura de Wedding Planner cada día cobra más fuerza en España, ya que estas profesionales expertas se encargan de hacer realidad  las ilusiones y organizar una boda a medida de las parejas de novios.

Y como nos encantan compartir las bodas originales, hoy nos pasemos por tres sueños, tres bodas preparadas especialmente para cada una de las parejas, que reflejan la historia de su relación, sus gustos y su personalidad.

La hacedora de sueños es Sí! Quiero, empresa de wedding planning, pionera en España con centro de operaciones en la Costa del Sol y que cuenta con más de 10 años de experiencia en el sector nupcial.

Al frente y su cara visible es Sira Antequera, quien junto a su equipo de expertos se convierten en las “hadas madrinas de las novias” para conseguir una boda inolvidable, mágica y única. “Hacemos una boda, solo una, la vuestra”, asegura a cada una de las parejas que acuden a ella para confiarle uno de los días más importantes de su vida".

Sí! Quiero, se encarga de poner en orden todas las ideas y tomar el mando de la organización de las bodas, hasta donde los novios quieran, incluso planifican la luna de miel si así lo desean. Se encargan de profundizar en conocer a los novios, al tiempo que trabajan sobre los bocetos que Sira propone hasta conseguir una boda 100% personalizada.

Soltar mariposas al vuelo, lanzar linternas de papel al cielo, o hacer bailar a un caballo pura sangre, junto a una bailaora de flamenco, son una pequeña muestra de todos los deseos que han llevado a cabo. Bodas elegantes, divertidas, clásicas, modernas, incluso celebraciones alargadas durante varios días… 

Aquí presentamos tres bodas, tres estilos, tres sueños:

Boda íntima

La pareja decidió dar el paso en una celebración muy íntima. Al principio de la primavera hicieron una escapada desde el norte de Europa, donde viven, para casarse en Marbella. Y la premisa para los invitados fue “petit comité”: sólo fueron testigos de ese día sus hijos y una pareja de amigos muy cercana.

Localización: El escenario elegido fue una pequeña cala donde se organizó su ceremonia íntima y privada.

Decoración: La pareja se dio el “sí, quiero” bajo un gazebo blanco con la música de un violín y como escenario de fondo, las olas del Mediterráneo. Cena: Después de la ceremonia, celebraron una romántica cena centrada en la gastronomía andaluza, en un privé de un hotel con unas vistas maravillosas al mar. La novia: Llevaba ramo de peonías, rosas de color rosa y con lilas blancas.

Boda candy  

 Los novios, Isabel y Stefano, lo tenía claro: querían una boda original y divertida.

Localización: El lugar elegido fue un club de playa de los más festivos de Marbella que se cerró en exclusiva para la familia y amigos de la pareja. El protocolo fue a su medida y muy relajado.  Y es que la única regla de esta boda candy fue que “no hubiese reglas”.

Decoración: La clave de esta boda fue su decoración a base de golosinas –incluso, los anillos llegaron en una cupcake- y el color rosa como unidad. Así Sí! Quiero reflejó la pasión de Isabel por la pastelería, ámbito en el que cuenta con experiencia avalada tras formarse en tres de las mejores escuelas de Europea. Ella misma diseñó la tarta, los meseros de cupcakes y las hadas de azúcar que hicieron de centros de mesa.

Otros detalles: La propia novia condujo un mini que eligió para llegar a la ceremonia y a su entrada, sonaba el tema central de “Sexo en Nueva York” tocado en directo por un saxofón. Como diversión añadida, hubo una adivina que –con un poco de ayuda- leyó las manos a los invitados creando un recuerdo memorable. La fiesta empezó con un grupo de música en directo y se prolongó hasta altas horas.

Boda del mar  

 Los protagonistas de esta boda, María y Ramón, sabían que querían participar en todo el proceso de la boda. Al ser ambos de Madrid, necesitaban a alguien que conociera muy bien la zona.  

Localización: La ceremonia tuvo lugar en la Iglesia de la Encarnación de Marbella, decorada de manera elegante y sencilla con esferas de flor blanca texturizada. Para la celebración, se eligió un club de playa a orillas del mar Mediterráneo que fue un telón de fondo inigualable.

Decoración: El equipo de Sí! Quiero se inspiró en los colores del mar para la decoración. El color blanco combinado con gris perla y pequeños toques de azul cian encajaban perfectamente con el paisaje marino. El Mediterráneo también se reflejó en el diseño en blanco y azul que flanqueaba las iniciales de los novios, un elemento divertido y original que convirtieron en photocall.

Otros detalles: En el banquete de boda, los invitados pudieron calmar su sed y brindar gracias al champagne bar y al gin bar; así como, aquellos más goloso, pudieron disfrutar de a una “estación” de mojitos. Música: Como acompañamiento musical durante la ceremonia religiosa, contaron con un cuarteto de cuerda; y en el momento del cóctel, con un trío de jazz.

La novia: María, fiel a su estilo, lució un diseño delicado y etéreo con un cinturón joya y un ramo de rosas blancas. 

Fotos: Sí! Quiero

Última actualización: el 02/08/2013 a las 00:00

Quizás te puede interesar: