Pedicura para la boda | Todoboda.com
×
¿Qué estás buscando?
< Volver al blog

Pedicura para la boda

Pedicura para la boda
Cuida los pies para el gran día

Belleza corporal, belleza espiritual... Para la reflexología, ciertas zonas en el pie representan todos los órganos de nuestro cuerpo. No en vano, los masajes en esta área alivian las tensiones acumuladas, enfermedades y muchas dolencias. Es considerado también como una de las terapias más relajantes y sanadoras.  

Cuidar y mimar los pies con una buena pedicura es también una manera de asegurar y garantizar la salud de todo nuestro cuerpo. De cara al día de la boda también son parte importante para la puesta a punto en lo que se refiere a los tratamientos para la novia. Pero, no dejes los cuidados a última hora; semanalmente o al menos una vez a la semana puedes hacer tu propia rutina de belleza, incluso en casa y tomar en cuenta algunas aspectos importantes. Todo para que tengas unos pies dignos de ser besados y acariciados.   

Una de las rutinas que sirven, además de bálsamo, es la de lavarlos y remojarlos en agua tibia durante 10 o 15 minutos. Puedes usar un gel de frutas o de menta refrescante, sales minerales, o unas dos cucharaditas de sal casera, como nos los aconsejaban nuestras abuelas. Es una manera de hidratarlos diariamente y de procurarles descanso. No te olvides que los pies soportan además todo nuestro peso. Importante es secarlos muy bien especialmente entre los dedos para evitar la humedad y la aparición de los temibles hongos o manchas. 

La exfoliación es vital para toda la piel y los pies no se quedan atrás. Lo aconsejable es hacerlo al menos una vez a la semana, a fin de eliminar las células muertas, culpables de la rigidez o aspereza, y en muchos casos, el mal olor. Esta práctica aplícala preferiblemente desde los pies hasta las rodillas con un leve masaje, según los expertos en la materia. Si tienes mucha rigidez o resequedad especialmente en los talones, la piedra pómez es de gran utilidad y es la más efectiva desde hace épocas pasadas. Reserva una media hora de tu tiempo en los días previos a la boda para esta rutina, que también te ayudará a desconectar de todos los preparativos de boda. 

Así como usas la crema para el cuerpo y las manos diariamente, haz lo propio con los pies y acariciálos con un masaje especialmente en la zona plantar, seguramente ellos te lo  agradecerán. También puedes usar el aceite de niños, que tiene grandes propiedades nutritivas. El masaje, además, ayuda enormemente a la circulación y a evitar dolores y calambres en los pies. Si quieres mimarte aún más, contrata uno de reflexología en los centros de belleza, o spa y ya verás el cielo desde tus pies. Eso sí, puede ser un poco doloroso, dependiendo del grado de estrés o dolencia corporal que tengas.   

Intenta mantener las uñas cortas quitándo la cutícula correctamente. Si se te hace compliclado, lo mejor es ir a un centro de estética o podólogo. Utiliza la lima para darle forma antes de pintarla. Y como a los expertos, también nos encantan darle forma recta a la uña, pues queda más elegante y refinado especialmente de cara a la boda.    

Si todos estos pasos se cumplen con una constancia, ya verás como el día de la boda, tendrás unos pies sedosos e impecables, listos para ser preparado por tu estilista y luego para caminar con paso firme al altar.  

Última actualización: el 14/03/2013 a las 00:00

Quizás te puede interesar: