Cásate conmigo | Todoboda.com
×
¿Qué estás buscando?
< Volver al blog

Cásate conmigo

Cásate conmigo
Llega la propuesta de matrimonio

Cuando él toma la decisión de casarse es porque se siente seguro de querer pasar el resto de su vida con ella: porque te hace reír, te entiende a la perfección y está contigo tanto en lo buenos como en los malos momentos... En el momento que sientes que estas características se cumplen, quizá sea la señal de formalizar la relación, y ¿por qué no? de entregar un anillo de compromiso.

Además de sorprender a la novia con una hermosa joya, también debes estudiar cuál es el momento más oportuno y escoger bien el lugar para que todo esté perfecto. Ella contará la historia de la pedida a amigos y familiares cuantas veces pueda, y para ambos será un instante recordado por siempre. 


El anillo de compromiso simboliza al amor mutuo y la promesa de matrimonio. Esta costumbre procede de la antigua Roma, cuando los hombres intercambiaban a su futura esposa por algún bien material; cuando hacían trueque para saldar deudas.



Una tradición milenaria

Según cuenta la historia, la costumbre de entregar una sortija de compromiso se arraigó de manera definitiva en el siglo XV, cuando el Archiduque Maximiliano de Austria le obsequió una a María de Borgoña. Los sabios de la época creían que el uso del anillo en el dedo anular de la mano izquierda era una garantía de amor y fidelidad, pues pensaban que una vena del cuerpo lo comunicaba directamente con el corazón.
.
Con el paso de los siglos, algunas de estas creencias han perdurado, de ahí que se conserva la tradición de que el novio le regale una joya hermosa a su novia, en el momento de pedirle matrimonio.

Sea la forma que sea, la entrega debe ser mágica....  Y así hemos sido testigo de la manera en que muchos hombres han organizado concienzudamente verdaderas aventuras para entregar el anillo. En la actualidad, la originalidad y la creatividad, además de lugar y el momento adecuado, debe ser sorpresivo y singular.


En lugar de entregarlo en un estuche, se pueden usar cofres de diversos diseños, pastilleros y cajitas llenas de trufas o bombones, ambientado con flores, o en versiones con velas aromáticas… Una clave infalible: apela a la imaginación…



Una entrega memorable

¿Por fin te decidiste a casarte con el amor de tu vida y no sabes cómo sorprenderla? Te damos algunas ideas que te ayudarán a convertir la entrega del anillo de compromiso en un evento muy emocionante y recordado para los dos. Sin duda, el acontecimiento se convertirá en una aventura inolvidable. Muchos expertos en la materia aconsejar entregarlo tomando en cuenta la personalidad. De manera que la pedida del compromomiso puede ser:

- Clasico y tradicional. Puedes organizar una reunión, quizás puede ser un almuerzo o una cena, invitar a la familia de tu novia con la tuya, y si lo prefieres a tus amigos más íntimos, y pide su mano a los padres de tu novia.

- Tímidez absoluta. Escribe una carta de amor y pídele matrimonio en ella, cuando termine de leerla, abrázala y dale el anillo de compromiso.

- Apasionado. Luego del trabajo, ponte de acuerdo con la familia de tu novia para colocar muchas flores y globos en la sala de su casa. Cuando ella llegue, llama a su mascota favorita (perro o gato) y colócale el anillo en el collar con una nota que exprese el tan esperado: ¿Quieres ser mi esposa?

- Tierno y divertido. Si se te da bien escribir una historia de los dos juntos, invítala a tu casa y deja distribuidas notas por toda la casa con fotografías de ambos llevándola a una habitación llena de pétalos de flores, velas aromáticas por todos lados y en un lugar estratégico, deja el cofre con el anillo.

- Romántico. Puedes planificar un paseo a la playa, invítala a cenar en la noche y luego hagan un paseo cerca de la orilla del mar a la luz de la luna, momento propicio para iniciar una conversación acerca de tu relación, y acto seguido, pídele que se case contigo.

Última actualización: el 29/06/2011 a las 10:54

Quizás te puede interesar: