Una boda llena de detalles en el Parador de Gredos | Todoboda.com
×
¿Qué estás buscando?
< Volver al blog

Una boda llena de detalles en el Parador de Gredos

Una boda llena de detalles en el Parador de Gredos
No hay nada mejor que disfrutar de la generosidad de los novios en un precioso día

Dice la novia, Sabrina, que no le gustan las bodas etiquetadas que pretende la gente hacer: vintage, bohemia, chic, rural... Por eso no quiere ponerle un adjetivo a la suya. Para ella fue perfecta y no hay nada que cambiara de ese día. Y es que... ¿qué se puede esperar de una boda que nació frente a uno de los lagos de Central Park, cuando Paco se arrodilló ante ella en una preciosa estampa newyorkina?

Sabrina se declara una apasionada de las bodas, por eso tenías las cosas tan claras y su elección de proveedores fue sencilla y tranquila. Por un lado confiaron en el fabuloso equipo que conforman los fotógrafos Roberto Amorós y Dani Pérez Fotografía, fieles captadores de un precioso y gran día que compartieron formando parte de familiares y amigos, y por otro lado decidieron hacer del Parador de Gredos un mágico lugar donde celebrar ceremonia y banquete. 

"Elegimos el Parador de Gredos por varios motivos. Primero, por un motivo sentimental, y es que una parte de la familia de Paco es de la zona. Pasamos muchas temporadas en Gredos, disfrutando de su naturaleza, y es un entorno que nos encanta. Y segundo, porque en mi cabeza siempre rondaba la idea de que no quería una boda que se acabase en unas horas, quería una boda de "fin de semana", una "destination wedding" en la que los invitados de ambas familias se conozcan y compartan experiencias antes de encontrarse en la ceremonia de la boda. Y así lo hicimos. El grueso de los invitados llegó el viernes por la tarde a Gredos, y pudimos enseñarles la zona y compartir un cena todos juntos muy divertida", explica Sabrina.

La ceremonia tuvo lugar en la propia ermita del Parador, a la que novios e invitados accedieron por un romántico camino rural entre árboles y decorados con guirnaldas de pompones que la misma novia, junto a su familia, confeccionaron y colgaron la misma mañana de la boda. Además de preparar botecitos de arroz y conos de confetti, todo ello colocado sobre alpacas  forradas con plumeti.

"La ceremonia fue muy emotiva. Un solista con guitarra puso la música, con temas como "Stand By Me" que cantó cuando yo entraba. Amigos nuestros nos dedicaron unas palabras preciosas. Tras el rito del matrimonio y los votos, queríamos hacernos unos votos únicos, que fueran propios y que decían mucho de nuestra relación. Así pues, al ritmo de "I'm Yours" sorprendimos a todos los invitados con nuestras propias promesas", nos cuenta la novia.

La decoración floral destaca por su sencillez, con con paniculata y anastasias en tonos amarillos para los centros de mesa. Y el resto de detalles estaban pensados para personalizar y sorprender a los invitados con pedacitos de la historia de amor de Sabrina y Paco. "Somos muy viajeros, nos encanta, así que decidimos hacer un seating plan con fotos nuestras en los sitios donde habíamos estado. Cada mesa era una ciudad", continúa Sabrina. "Como libro de firmas, hicimos un recopilatorio con fotos de cada invitado, intentando que apareciésemos nosotros con ellos en algún momento especial compartido, así durante el baile los invitados se buscaban, se sorprendían mucho al verse y nos dejaban impresos sus mejores deseos".

Los novios se involucraron al máximo en los preparativos. Y apostando por la moda del DIY, crearon unos jarrones con materiales botes de cristal, blondas y rafia, que sirvieron también para decorar el cóctel con velas. "Y ya puestos con las manualidades no podían faltar nuestras iniciales con letras gigantes que pasamos varias tardes cortando y pintando", apuntan los novios.

Por si fuese poca implicación, antes de que comenzase el baile, los novios proyectaron a los invitados un vídeo que habían grabado unos días antes de la boda con la canción "Estando contigo", recordando los buenos momentos vividos con sus familias y amigos, y regalaron corazones de azúcar con un mensaje de agradecimiento por acompañarlos ese día. Pero no sólo fueron ellos los novios quienes tenían sorpresas porque las amigas de Sabrina los sorprendieron con un árbol de huellas. "Mientras nos hacíamos las fotos durante el cóctel fueron consiguiendo la firma de cada invitado".

En definitiva, una boda para vivirla, para perderse en los detalles, contagiarse del espíritu generoso de los novios y emocionarse como ellos lo hicieron en su primer baile de casados mientras Michael Bublé cantaba aquello de "Everything".


Vestido de la novia: Aire Barcelona

Segundo vestido novia (baile): Javier Larrainzar

Zapatos novia: Pedro Miralles

Ramo: Floristería Aralia

Traje del novio y complementos: Félix Ramiro

Lugar de la celebración: Parador de Gredos

Fotografía: Roberto Amorós y Dani Pérez Fotografía

Última actualización: el 12/12/2014 a las 00:00

Quizás te puede interesar: