Iniciar sesión


Cinco consejos para novias con hijos o madres novias

Lunes, 20 Julio 2015
Valora este artículo
(0 votos)
Evita el estrés de la organización de una boda con niños y compártela al máximo con ellos para hacerla aún más especial

Si te casas pero compartes el protagonismo de tu boda con tus hijos estás de suerte. Puede que los preparativos sean más complicados, más estrés y menos tiempo para la realización de tareas, pero el resultado es más emotivo y más gratificante, porque nada es tan verdadero y natural como un niño y nada puede multiplicar tanto el amor como un gesto de cariño entre padres e hijos. Y el recuerdo de todo ello es aún más especial. Tus invitados vivirán instantes emocionantes como en ninguna otra boda.

Yosu Losa Photographers

Pero para que todo vaya sobre ruedas, debemos pensar en los niños desde el punto de vista de la organización. Ya hemos hablado en ateriores post de cómo pueden participar en la boda. Le hemos dedicado ideas para que estén entretenidos y se diviertan e, incluso, hemos escrito sobre un menú especial para ellos o cómo sacarle partido a un cortejo infantil.

Ahora queremos ofreceros unos consejos para tener en cuenta desde que comenzamos a pensar en la boda.

1.- Elige una fecha cómoda para ellos y con tiempo de asimilar. Piensa en el calendario escolar y en sus actividades extraescolares. Y ten en cuenta, la edad que tendrán tus hijos cuando se celebre la boda. Lo ideal es que ellos anden, sean más autónomos y puedan vivir la boda junto a vosotros, además de recordarla. Si son bebés no podrán participar en vuestro día y en el futuro no recordarán nada. Además, una boda con hijos es más difícil de organizar y requiere más paciencia, asi que elige una fecha que os de un margen de un año o año y medio mínimo de preparación.

Punto Espacio Fotografía

2.- Involúcralos desde el principio. Háblales de la boda y prepáralos para el momento. Explícales la importancia de ese día y el gran privilegio que tendrán de poder presenciar la boda de sus papás, ya que no todos los niños pueden vivir eso. Recuerda hacer hincapié en el mismo día de la boda y detállales qué pasará desde que os levantéis, cuáles serán los pasos a seguir, las partes de la boda y qué esperais de ellos. A veces damos por hecho que los niños deben seguir nuestro ritmo y acompañar sin más, pero para poder disfrutar y comprender qué está pasando ellos deben conocer todos nuestro planes. Si son muy pequeños puedes inventar un cuento y contárselo cada noche para que se vayan relacionando con el tema.

DosDeCine

3.- Hazlos partícipe de todo. Desde las invitaciones, pasando por los detalles de la boda, la elección de elementos o colores y la prueba del vestido. Si viven todo eso, asimilarán y entenderán mejor todo el proceso, y el día de la boda se sentirán familiarizados con todo. No verán a su mamá vestida de forma diferente, ni sentirán miedo del sitio donde se va a celebrar porque no lo conocen, no se enfadarán porque haya mucha gente, ni lo tocarán todo extrañados y curioseando para descubrir qué es cada detalle o cada elemento de la decoración. La idea es que ellos no sean un invitado más, que no se sorprendan y estén mentalizados de lo que supone ese gran día y lo disfruten a la vez.

Sr. y Sra. Smith

4.- Guarda tareas que ellos puedan realizar y encomiéndaselas a ellos. Se sentirán orgullosos de poder decir y explicar al resto de invitados que ese regalito también lo han hecho ellos, que ayudaron a papá y a mamá a hacer los centros de mesa, que ellos también escribieron o dibujaron y que "la boda es suya". Y si podéis, tomar fotos y vídeos de todo el proceso y de cómo se involucraron, luego podéis hacer un montaje para los invitados y presumir de trabajo en equipo. Seguro que les sorprenderá.

Sr. y Sra. Smith

5.- Necesitarás el apoyo de alguien. Los abuelos de los niños, los tios o algún amigo adulto con el que ellos tengan un vínculo especial. Algunas tareas son exclusivas de los padres o pueden resultar tediosas para ellos, tampoco se trata de que estén hartos de boda antes, incluso, de que llegue. Por otro lado, el mismo día de la boda, durante la ceremonia o la celebración os vendrá bien un apoyo con el que podáis ir rotando en la atención de los niños. Porque ellos también se pueden cansar o aburrir en ciertas partes y porque la boda es en familia, pero los "novios" también tienen que hacer algunas cosas solos como ponerse los anillos, besarse o bailar.

Photomithos

Visto 469 veces
Más en esta categoría: Sentimientos pre boda »