Iniciar sesión


Altea para parejas de enamorados

Viernes, 05 Julio 2013
Valora este artículo
(0 votos)
Una escapada por el litoral mediterráneo

Los escenarios de ensueño proliferan por todo el territorio español. Especialmente en época de verano, el mar nos seduce irremediablemente. Y allí bien cerquita el Mediterráneo nos entrega todo su mar y su luz;  la que además se encarga de iluminar las bodas estivales.

Fotos: Teresa de Vicenzo y www.comunitatvalenciana.com

Nos escapamos a Altea, pequeña población de la Costa Blanca, situada entre Benidorm y Calpe y muy cerca de Alicante. Según arribamos, sus ocho kilómetros de playas de canto rodado atraen la atención. A la hora de hacer una escapada en pareja, en un plan de romance total, nada como descubrir sus calas y acantilados y jugar a las promesas de amor eterno. Y que no se queden en promesas.

Altea se considera entre las ciudades turísticas mejores conservadas del litoral alicantino. No en vano, desde hace mucho tiempo se ha convertido en albergue de viajeros internacionales  -especialmente adultos contemporáneos y los de la tercera edad- quienes quedan anclados y deciden vivir allí, o en sus alrededores, por la calidad de vida que ofrece. Un destino en el que además puedes conseguir opciones de ofertas de última hora, tanto en alojamiento, como en sitios para comer delicioso. 

   

Disfruta de las impresionantes vistas, ideales para hacer las fotos de postal, en el Morro de Toix o Sierra Helada y pasea por sus callejuelas adoquinadas. Admira sus casas blancas, su iglesia con cúpula azul, y sus múltiples miradores. Llama la atención la preservación de las huellas romanas de su periodo amurallado... Así es como desde cualquier ángulo, la villa blanca suscita placer para los sentidos. Con razón numerosos músicos, escultores, pintores y demás personas con vena artística, han encontrado –y lo siguen haciendo- inspiración en estos parajes.

A diferencia de sus poblaciones cercanas, como Benidorm o Alicante, dependiendo de la época del año, concentra o no mayor cantidad de turistas. Para el disfrute en pareja, lo más recomendado es ir cuando la tranquilidad y la contemplación invadan cada espacio.

Recomendamos hacer el paseo en coche para que, además, tengas la posibilidad de conocer sus alrededores. Haz un alto cuando te apetezca. Imperdibles la ensenada de Calpe, las vistas desde Mascarat y sus calas de gravilla, así como Cap Blanch, el Albir y la Olla.

Nos encanta el casco histórico de Altea, donde abundan los bares y restaurantes alrededor de la plaza. Allí es posible comer exquisito, respirar el aire marino y contemplar la bahía. En silencio, o entre besos... La pizzería El Castell es un must, así como Xef Pirata, para tapas contemporáneas, y el restaurante El Paso.

Dormir en Altea:

Opciones recomendadas:

Hotel La Serena.

Hotel Tossal d´Altea.

En Alicante:

Pueblo Acantilado Suites by Quilinaria.  

Hotel Holiday Inn Alicante. Playa de San Juan. 

Visto 369 veces