Escápate a Malta en Navidad | Todoboda.com
< Volver al blog

Escápate a Malta en Navidad

Escápate a Malta en Navidad
Tu luna de miel o escapada romántica puede llevarte a vivir un invierno diferente pero muy mediterráneo

¿Harto del frío invernal pero sin días, ganas o dinero suficiente para realizar una escapada tropical? No te preocupes, existen lugares cercanos en que los termómetros no bajan en picado al llegar el invierno. Hablamos de Malta que, con 300 días de sol al año y temperaturas máximas de 16 grados de diciembre a febrero, garantiza un clima perfecto para una agradable y templada escapada invernal. 

Con una propuesta navideña diferente, Malta ofrece un escenario soleado como alternativa al tradicional escenario envuelto en nieve de estas fechas. En pleno corazón del Mediterráneo, el archipiélago celebra la Navidad a lo grande con uno de los mejores contextos climáticos de Europa.

La Navidad es una festividad muy celebrada en este país católico. No hay rincón de las islas que no refleje las tradiciones de estas fechas; en todas las localidades se organizan belenes, escenas de la Natividad, corales de villancicos y otros eventos.

Para disfrutar de una velada espiritual especial, conviene acudir a la congregación en la Concatedral de San Juan (Valletta), en la que se cantan villancicos a la luz de las velas. En Adviento, hay muchas iglesias en las islas que dejan impresionados a sus visitantes por las sedas rojas que recubren sus interiores y las flores que adornan sus altares. Todas las iglesias tienen un programa de eventos que abarcan desde la procesión de la virgen María y San José hasta las corales de villancicos formadas por niños que pasean por las calles.

Los belenes están por todas partes, tanto en las casas como en las pequeñas capillas. En navidades, la visita a los Belenes es una actividad popular y muchos isleños pasan horas recorriendo los "prespeju" (Belenes artesanales). Algunos de estos pesebres son muy elaborados y las figuras se mueven mecánicamente; son obra de maestros artesanos.

Uno de los platos fuertes de las navidades, conocido entre niños y adultos, es la comedia musical navideña que tiene lugar en el Teatro Manoel. Se trata de una combinación de bufonadas para niños y sátiras para adultos.

Fiesta y color

Y de las Navidades, al Carnaval: otra excelente excusa para visitar Malta este invierno. Y es que se trata de un carnaval con mucha historia, no en vano fue importado por los Caballeros de la Orden de Malta a las islas en el siglo XVI.

Durante cinco días, el Carnaval de Malta es una muestra de alegría, diversión y creatividad. Los malteses salen a las calles a formar parte de celebraciones bulliciosas. Grandes carrozas, desfiles de orquestas, figuras gigantes y payasos, carreras de burros y de caballos adornados. El festejo toma innumerables formas, donde todos son protagonistas. Los niños se visten con curiosos disfraces. Se llevan a cabo actuaciones de baile, marchas y concursos.

Las celebraciones se extienden por numerosas ciudades y pueblos, pero toma especial relevancia en Valletta y Floriana. El último día de carnaval, la calle principal de Floriana acoge  un gran desfile con un espectáculo de fuegos artificiales de fondo. El centro de la vida nocturna de Malta, Paceville, abre las puertas de sus clubes y bares para continuar los festejos por la noche. Para ser testigo de una interpretación más especial del carnaval, debe visitarse Nadur (Gozo), donde los carnavales son más macabros y divertidos.

Más allá de estas festividades, Malta es el país ideal para una escapada durante los meses de invierno. Y es que a su consabido buen clima, se le suma la proximidad con España así como los vuelos directos entre ambos países, lo que convierte al archipiélago en un destino idóneo para escapadas de fin de semana y puentes.


El secreto mejor guardado del Mediterráneo
Con 7.000 años de historia y uno de los mejores climas de Europa a dos horas de vuelo ¡te está esperando un destino de cine! Las Islas Maltesas –Malta, Gozo y Comino- ofrecen grandes atractivos. Desde sitios arqueológicos, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO… infinidad de rincones que fueron elegidos para filmar películas como Troya, Gladiator, Munich, El Conde de Montecristo, Vicky el Vikingo y Agora, la última película de Alejandro Amenábar.

Última actualización: el 05/12/2013 a las 00:00

Quizás te puede interesar: