Iniciar sesión


Claves para el momento del sí quiero

Martes, 24 Septiembre 2013
Valora este artículo
(0 votos)
Un instante de unión y magia especial

Uno de los momentos más especiales durante la ceremonia es el del “sí quiero”. Nervios y emociones a flor de piel como un paso previo a una de las decisiones más determinantes en nuestras vidas. Aquí te damos algunas ideas para que lo vivas a plenitud.

Bodas Organizadas Palencia

Las mariposas revolotean y la alegría combinada con expectativas y nervios se acumula en esas horas previas a la boda... En el camino en el coche con el padrino y luego la entrada a la ceremonia donde somos el centro de atención… Para vivir, acto seguido, el momento del “sí quiero” en el que dos vidas se unirán para siempre en amor, respecto, felicidad y compromiso.

atípico estudio fotográfico 

Para esos instantes que parecen ser eternos compartimos algunas ideas a fin de que todo sea inolvidable y emotivo:

La respiración profunda -desde el plexo solar- es una de las técnicas de relajación más efectiva y válida para momentos cruciales. Así que antes de hablar, inhala y exhala aire por lo menos 10 segundos con los ojos cerrados. Te aliviará los nervios y las cosquillas en el estómago.

Vive ese momento único entre tú y tu pareja;  les pertenece a vosotros. Aunque estéis rodeados de invitados, se trata de instantes tan importante como íntimo que os unirá para siempre. La atención exclusiva será del uno con el otro.

Manu Ruiz Fotografía 

Habla despacio y en voz alta, procurando vivir cada una de las palabras y su significado. Evita cualquier otro pensamiento que te distraiga y dirige tu mirada y tu cuerpo hacia tu pareja. Que su mano y la tuya se fundan en un solo sentimiento.

Si has decidido leer los votos matrimoniales escritos por ti misma, lo ideal es que aunque lo leas, sientas y estés consciente de cada una de las palabras, por eso es importante que practiques en los días previos a la boda. En el caso de que los votos matrimoniales sean de la iglesia, la recomendación también es que se lo pidas al sacerdote con antelación para leerlo y saber bien de lo que se trata.

Sonrie el Pajarito 

Para el momento del “sí quiero” la recomendación es que tus manos estén libres y tu mente y corazón puestas allí en ese instante que parece eterno. El fotógrafo estará por allí para inmortalizarlo, pero vosotros como si no estuviera. La madrina o la dama de honor deberá encargarse del ramo de flores, de acomodar el velo si hace falta o algún detalle del vestido de novia y de tener a mano el pañuelo por si suelta una o varias lágrimas y poder retocar el maquillaje rápidamente. 

   

Hernanz y Maqueda

Visto 453 veces